Las cerraduras son esenciales en el hogar, por esta razón te compartimos algunas de las más conocidas, para que sean instaladas en tu puerta.

Cerraduras cilíndricas o de perfil europeo:

Una de las más común es la cerradura cilíndrica, donde la pieza central del mecanismo es un cilindro con bomba de pera, donde se mete la llave para abrir y cerrar.

Cerraduras embutidas o empotradas:

Están presentes en las puertas de los baños o recámaras, las cuales suelen funcionar girando la perilla de un lado a otro. Son ideales para estancias comunes del hogar.

Multipunto cerraduras:

Son las más seguras, porque se componen de varios anclajes en lugares diferentes de cada puerta, lo cual las hace difícil de forzar.

Cerraduras electrónicas o digitales:

¿Alguna vez accediste a la habitación de un hotel con una tarjeta? Definitivamente te habrás dado cuenta que hay un mundo más allá de las llaves que siempre usamos, y este sistema de cerradura electrónica o digital es una gran opción.

Actualmente se instalar un sistema inteligente de acceso digital, con acceso mediante código alfanumérico, de una aplicación móvil, por Bluetooht/NFC o incluso a través de tu huella dactilar.